Sofá de día, cama de noche: apuesta por la independencia

Sofá cama de dia y de noche

Emanciparse de casa hoy en día es un objetivo prácticamente inalcanzable para la mayoría de los jóvenes de nuestro país. La falta de trabajo y el precio de la vivienda son dos hándicaps que impiden tomar la decisión de iniciar una nueva vida personal.

Los jóvenes que consiguen encontrar un trabajo raras veces lo hacen con unas condiciones estables que les permitan afrontar el futuro con seguridad. Por eso, si deciden dar el paso de crear su propio hogar, generalmente lo hacen recurriendo a una vivienda en alquiler de reducidas dimensiones.

Cuando las casas tienen pocos metros cuadrados, la misión de amueblarlas requiere sentido común y una buena dosis de imaginación. Lo primero que hay que plantearse son las necesidades que se tienen y el espacio disponible. Luego hay que realizar un presupuesto realista y establecer prioridades o distribuir las cantidades.

 

Sofá de día, cama de noche

Antes de empezar, lo más recomendable es ir habitación por habitación y enumerar en una lista los muebles que se desearía adquirir. A continuación, hay que diferenciar entre los que son básicos de los que se puede prescindir. Entre los primeros estarían una cama para dormir, una mesa para comer, unas sillas para sentarse o un sofá para descansar. La suma de todo esto ya puede suponer una importante cantidad de euros.

Una opción muy interesante para optimizar el gasto es el sofá cama, un mueble que reúne en una sola pieza dos de los imprescindibles: la cama para dormir y el sofá para descansar. Esto supone una doble ventaja y es que el gasto se reduce a un único mueble y además se aprovechan al máximo los metros cuadrados disponibles.

La adquisición de un sofá cama es además una decisión de las que se pueden considerar inteligentes porque es una compra de futuro: si con el tiempo se va ampliando el mobiliario, este mueble no tendrá que ser sustituido sino que se podrá seguir aprovechando en cualquiera de sus dos funciones, o en las dos.

Sofá cama Tapigrama Tauro

Dos modelos muy cómodos

Los clientes que se acercan a las tiendas especializadas plantean casi siempre la misma duda antes de decidirse: ¿ofrecen la comodidad suficiente en cualquiera de sus dos usos?

La duda es comprensible porque antiguamente no gozaban de buena fama, pero para su tranquilidad se les informa de que, de un tiempo a esta parte, los sofás cama han mejorado muchísimo en este aspecto, ya que han perfeccionado los colchones y sobre todo los sistemas de muelles.

Evidentemente, no todos los modelos son iguales, por eso vamos a mostrar dos ejemplos de uno de los fabricantes más importantes de todo Aragón que ofrecen gran comodidad, tanto cuando se usan de sofá, como cuando sirven de cama.

  • Tauro: sofá cama formado por un somier de sistema italiano y un confortable colchón de gomaespuma de 30 kg de densidad. Desenfundable, ofrece la posibilidad de desmontar también los brazos. El modelo Tauro está disponible en tres medidas diferentes: 135, 120 o 90 cm, lo que plegado equivale a un sofá de dos plazas de 165, 150 o 119 cm respectivamente.
  • Lorena: este sofá cama se presenta con el clásico sistema de apertura italiano y colchón de gomaespuma con una densidad de 30 kg. Los brazos son desmontables y la tela desenfundable para una limpieza más sencilla.

El modelo Lorena está disponible en múltiples medidas como sofá, ya que se trata de un sofá modular que permite numerosas combinaciones diferentes, entre las que se encuentra la opción de añadir un modulo chaisse longue con arcón de almacenaje. Como cama ofrece tres medidas diferentes: 140, 120 o 90 cm.

¿Te parece el sofá cama una buena solución como inicio a tu vida independiente? Puedes enviarnos tu comentario.

Añadir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *