Decorar con colores de moda o duraderos, esta es la cuestión

Decorar

¿Qué es lo que se te pasa por la cabeza cuando lees titulares del estilo de “Cambia el color de tu cheslong para esta primavera”, “Cuáles son los tonos más actuales si quieres tener un sofá a la moda”, “Cinco colores de hoy para tapizar tu sillón”…

Si no quieres, no lo digas, nos lo imaginamos, porque es probable que una de las primeras cosas que hagas sea activar tu calculadora mental para saber cuánto te puede costar, o quizá te pongas a pensar que estarías sin poder sentarte plácidamente en tu sofá con cheslong lo menos cerca de un mes.

Un sofá es un mueble costoso que, cuando se adquiere, se hace con idea de que dure mucho tiempo. Casi nadie lo compra pensando en cambiarlo al año siguiente ni mucho menos en renovarlo cada temporada como quien se compra ropa nueva.

Sin embargo, en el momento de elegir el sofá para los siguientes años, a muchas personas se les despierta el espíritu creativo y se imaginan lo vistoso y original que puede quedar un color determinado en medio de su salón, o también hay otros que consultan en Internet las páginas de decoración más famosas en busca de lo más actual.

Esta es la cuestión…

Entonces puede suceder que tengamos la suerte de que aparezca por ahí nuestro alter ego con su visión más pragmática de las cosas y nos haga preguntarnos si de verdad queremos tapizar nuestro flamante sofá con cheslong con uno de esos colores que están tan de moda y que deslumbran a todo el mundo.

Pero que nos pueden cansar pronto y tengamos que cambiarlo, o si no sería preferible hacerlo con uno más convencional, pero más duradero, con el que nos sigamos sintiendo a gusto con el paso del tiempo.

Si al final te inclinas por la opción más conservadora, y a la vez más sensata para tu bolsillo, y te decides a elegir un color más duradero, puedes seguir los siguientes consejos para acertar con el color y que no te canse a los cuatro días.

Decorar dormitorio

1. Cómo es la habitación

Si el salón es grande, te puedes decidir por colores oscuros, como marrón chocolate, azul marino, verde esmeralda, gris marengo, rojo burdeos, con los que el sofá resaltará y adquirirá protagonismo, creando un ambiente sofisticado que el espacio amplio lo permite.

En cambio, si se trata de una estancia de menores dimensiones, menos de veinticinco metros, o que tiene forma alargada, entonces lo que mejor queda son los colores neutros, como tostados y crudos, o los claros, que aportan naturalidad y aprovechan la luz al máximo.

2. Estilo uniforme

Los grandes contrastes llaman la atención y pueden quedar bien, aunque sintiéndolo mucho acaban cansando. Si sigues con la idea de comprar los muebles para que te duren bastantes años, párate a pensar cuál es el estilo que más te atrae y amuebla la habitación con uniformidad y armonía.

Para reforzar un estilo se puede recurrir a los colores, así por ejemplo los colores planos y brillantes quedan muy bien en salones contemporáneos; los tonos pastel y las telas estampadas con flores, en ambientes decadentes o románticos; los tierra, ocres y grises en hogares naturales; los blancos combinados con azules, grises o marrones, para el estilo nórdico.

Piensa cuál es tu estilo y busca los colores que lo definen.

Decorar salón

3. El recurso de los complementos

Y para que el ambiente no resulte serio y aburrido, utiliza el recurso de los complementos. Con ellos podrás dar pinceladas de color y aportar tu toque personal. Los cojines, una lámpara de mesa, los marcos de fotos, unas piezas de artesanía, una planta… son muchas veces suficientes para introducir aire fresco a la habitación y respirar una atmósfera alegre y agradable.

Los complementos son objetos diferentes, caprichosos, que conjugan con nuestros gustos y personalidad, y que sirven para romper con la monotonía. Los hay de todos los colores y encajan prácticamente siempre. Además no tienen por qué ser muy costosos, con lo que si nos cansan un día, no cuesta nada retirarlos y sustituirlos por otros diferentes.

¿Ya has llegado a tu propia conclusión? Entonces imagínate sentado en tu sofá con cheslong mientras disfrutas durante mucho tiempo por haber tomado la decisión acertada.

Añadir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *