¿Necesitas ayuda para elegir el color del sofá?

Color del sofá

Comprar un sofá no es tarea fácil. Primero hay que decidir el tamaño y las plazas, luego el estilo, también está el precio, y cuando nos parece que todo está encauzado, entonces toca elegir el color.

¡Ah, el color…! En otros asuntos no renunciamos a dar consejos, pero en el del color… la única recomendación que nos atrevemos a darte es que preguntes lo menos posible, porque a cuántas más personas preguntes, más opiniones distintas obtendrás.

Por suerte o por desgracia, en el mercado hay cientos de colores diferentes, y cada uno de ellos puede ser más claro, más oscuro, variar con la textura… El caso es que acertar con el color del sofá es algo que resulta imprescindible para conseguir el efecto que queremos lograr y además pasa que queremos que guste a nuestros amigos o familiares, y eso que nos decimos una y mil veces que la opinión de los demás no nos importa.

Si en tu cabeza circulan todas estas cavilaciones, ya te hemos dicho que consejos no te vamos a dar, pero lo que sí vamos a hacer es indicarte los principales aspectos que debes tener en cuenta antes de elegir el color definitivo.

1. Dónde lo vas a colocar

Piensa cómo es tu salón y en qué parte de él situarás el sofá. Si es una estancia pequeña, piensa que los colores neutros, tirando a cálidos, producen sensación de amplitud. Entre estos se encuentran el beige, blanco, gris, canela, tierra… Si la habitación es grande, seguramente admitirá colores más fuertes, como el marrón chocolate, gris oscuro, azul oscuro o incluso un rojo.

2. Cuánta luz natural entra

En caso de que la habitación sea muy luminosa y aún más si es sol directo el que penetra, tenlo en cuenta porque las tapicerías se decoloran y con el paso del tiempo se notan envejecidas. Los colores oscuros se ven más afectados que los claros y esto no debes olvidarlo.

3. Protagonismo único o compartido

Esto también debes tenerlo claro porque afecta a tu decisión. Si prefieres que el sofá combine con el resto de los muebles y que se integre dentro de un conjunto general, será mejor que te inclines por un color de la misma gama. En cambio, si quieres darle mayor protagonismo, entonces sí puedes elegir casi cualquier color, pero deja que coincida con algún otro elemento de la estancia, como las cortinas, un cuadro, una lámpara…

4. Liso o estampado

Algunos lo tienen claro desde el principio, pero para muchos se trata del primer dilema que hay que resolver. Como norma de carácter general, las flores y las rayas combinan mejor en los sofás de estilo clásico, mientras que a los muebles actuales les sientan mejor los colores lisos.

Sofá colorido

Liso o estampado, de colores cálidos, fríos o neutros, con mucha o poca luz. Todo influye a la hora de elegir el color del sofá más adecuado para tu salón.

5. Colores neutros o atrevidos

Lo primero pregúntate cómo eres tú y qué carácter quieres imprimir a la habitación. Es importante que conozcas que los colores crean sensaciones e influyen en nuestro estado de ánimo, por lo que si tu personalidad es tranquila y te gustan los ambientes relajados apuesta por los colores neutros, que además se adaptan a cualquier espacio y cansan menos. En cambio, si tu talante es alegre, dinámico, no renuncies a los colores vibrantes, serán un fiel reflejo de ti.

6. Con quién vives

Tenlo en cuenta, los niños, las mascotas o una pareja descuidada no se van a preocupar del sofá como tú, por eso si no quieres estar pendiente permanentemente de su mantenimiento, opta por colores oscuros, que muestran menos la suciedad y disimulan los roces, por lo que resisten mejor cualquier ritmo de vida diario.

7. Cómo es tu salón

Piensa en el color de las paredes, de las cortinas, los cuadros, los adornos. Si hay mucho colorido, quizá convenga equilibrar un poco el ambiente eligiendo un color neutro para el sofá, ya que combinará con todo y servirá de nexo de unión.

8. Utiliza un configurador de color

Si tienes claros todos los puntos anteriores, seguramente te resultará más fácil inclinarte por un color u otro. Ahora bien, es probable que tengas dudas, sobre todo porque te gustaría saber qué efecto produce ese color sobre un sofá. Para que puedas hacer pruebas, existen simuladores de colores que te permiten ver en la pantalla de un ordenador cómo queda un color concreto sobre distintos modelos de sofá. Y si no te convence, pues puedes probar con otro hasta que encuentres el que más te gusta.

¿Te hemos ayudado en algo? Si te ha parecido útil este artículo, compártelo con tus amigos o envíanos tu comentario.

Añadir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *