Cómo ajustar el tamaño del sofá a las dimensiones del salón

Sofás a medida

No todos los sofás miden lo mismo. Ni siquiera los de un mismo modelo. Un modelo de sofá es igual a los de toda su serie en aspectos tan generales como la forma, el estilo o las funcionalidades disponibles.

Sin embargo, pueden diferenciarse entre sí por cuestiones más personales como el color y diseño de la tapicería, el tipo de módulos incluidos o las medidas elegidas para cada uno de estos, por lo que hoy por hoy se pueden encontrar múltiples acabados posibles de un mismo modelo de sofá.

Cuando vamos a comprar nuestro primer sofá, y también si lo que se quiere es sustituir el antiguo por uno nuevo, no hay que olvidar una serie de aspectos que conviene tener en cuenta antes de elegirlo.

Aspectos como son el estilo con el que nos identificamos, el número de plazas, el tipo de sofá (lineal, en L con rinconera o con cheslong), el color que más nos gusta, el tapizado, que puede ser en tela o en piel, o algo muy importante: el tamaño de nuestro salón.

Respecto a esto último, que en realidad debería ser lo primero que habría que tener en cuenta, hay que señalar que ya no tiene que suponer un obstáculo a la hora de elegir el modelo del sofá, ya que en la actualidad los sofás modulares ofrecen un número tan elevado de combinaciones posibles que podemos hablar ni más ni menos que de auténticos sofas a medida.

¿Cómo decidir la medida del sofá?

Antes de nada debemos observar el salón y pensar dónde queremos colocar el sofá. En ello influye la forma de la habitación, si es alargada o cuadrada, determinados elementos estructurales (ubicación de las ventanas, enchufes y tomas de televisión, si hay columnas que sobresalen) y, evidentemente, el tamaño.

Lo mejor es hacerse un plano a escala y distribuir los muebles que vayamos a poner. Se pueden hacer diferentes pruebas hasta encontrar la que más nos guste, y, cuando ya tengamos decidida la distribución, entonces ya sabremos dónde irá colocado el sofá, el espacio del que dispone y, por consiguiente, la medida que puede tener.

¿Encontraremos el sofá que nos gusta en la medida que más nos interesa?

La respuesta es que sí, si se acude a un establecimiento que ofrezca sofas a medida.

Los sofas a medida no son un mueble extraño ni mucho menos un mueble más caro. Se trata de sofás modulares que combinan varios módulos que están disponibles en distintos tamaños.

Sofá a medida

Adquirir un sofá a medida es la mejor opción que puedes escoger para decorar el salón de tu casa, ya que se adapta a tu espacio y gustos.

Así, por ejemplo, si lo que queremos es un sofá de tres plazas con cheslong, existen modelos que disponen de asientos de 68, 78 u 88 centímetros de anchura, con un brazo a cada lado de 28 centímetros cada uno, con lo que podemos encontrar el mismo modelo en 260, 290 o 320 centímetros respectivamente, y escoger el que mejor nos encaja.

Estos sofas a medida no son difíciles de encontrar, sobre todo si nos dirigimos a establecimientos que a la vez sean fabricantes o trabajen con ellos, ya que a la hora de diseñar sus modelos y confeccionar su catálogo, ya tienen este aspecto en cuenta y basta con elegir el modelo y el tamaño para que nos lo preparen para nosotros, de la misma manera que elegimos la tapicería y el color.

¿Dispones de un sofá fabricado a medida? Cuéntanos por qué te decidiste por uno de ellos y si acertaste con tu elección.

Añadir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *